Sigo el viaje después de dos años

Han pasado dos años desde que empecé este viaje. Y sigo aquí, en mí. He tentido el dolor en mí, el fracaso, el abandono, el rechazo, el miedo, la impotencia, la frustración, la rabia, la ira, los celos, el enfado, la tristeza, el amor, la necesidad, la alegría, la depresión, el gozo, la vergüenza, el triunfo, la derrota… Y aún así sigo aquí. Todavía sigo en pie.

Así que voy a seguir adelante, voy a dar un paso más a pesar de todas las heridas que llevo encima, a pesar de que no me sienta bien conmigo mismo. He aprendido después de estos dos años que está bien llorar si lo necesito, que debo expresar mis sentimientos y emociones dolorosas, que de nada sirve esconderme a mí mismo esas heridas que tengo, que debo aceptarlas porque así me estaré aceptando plenamente. Y no soy ni mejor ni peor, soy simplemente yo, no valgo más ni valgo menos que nadie. Que tengo mi propio lugar en este universo, que ocupo un lugar en esta vida. Que si estoy aquí es por algo. Me merezco ser feliz y aceptarme tal como soy. Sobretodo debo tomar acción! Cumplir mis sueños pasito a pasito. Por pequeños que sean esos pasos cada uno tiene su lugar e importancia. Cada acción que tomo es un regalo que me doy a mí mismo. Me entrego a la fuerza que mueve esta vida, a ese misterio que es la vida, me dejo caer en sus brazos y guiar por algo más grande que yo. Mi intuición me guiará, mi estrella me guiará y al final me encontraré. Sentiré mi corazón latir en harmonía con el latido de la vida.

Cuanto te ha gustado?

Haz click en una estrella para votar.

Media de votación. 0 / 5. Recuento de Votos: 0

No hay votos, se el primero en votar!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.