Sostener la Incomodidad

Al sentirnos incómodos en una nueva situación nuestro cerebro se bloquea y nos protege a toda costa. Esto provoca la persistencia en ciertos patrones, hábitos, comportamientos, formas de pensar, o dicho de otro modo, quedarnos en nuestra zona de confort.

Cuando conseguimos estar cómodos en lo incómodo, o permitir quedarnos más en esa incomodidad, nos damos el permiso para cambiar, tenemos el poder y la posibilidad de hacerlo diferente.

Ahora que estoy estudiando de nuevo se me hace incómoda la situación, no tanto por el estudio en sí, sino, porque tengo que compaginarlo con todas mis otras responsabilidades. Ocurre que cuando me pongo a estudiar me voy quedando dormido. Me voy despertando y exigiendo estar despierto y atento. Persisto en la acción de estar concentrado en el estudio y no dejarme vencer por el sueño. Mi pensamiento de base que sustenta esta forma nueva de comportarme es: «poco a poco me voy a ir acostumbrando a este nuevo ritmo dándome la capacidad para poder estar despierto concentrado estudiando. Si necesito descansar, paro 15 minutos o lo que necesite en ese momento, y luego continúo.»

Antes no habría podido sostener esta incomodidad, me habría dicho que no valgo para estudiar o que soy muy tonto, o cualquier otro pensamiento negativo.Sostén la incomodidad y recoge los frutos de tu esfuerzo.

Gracias por leer este post, nos vemos en el siguiente. Un abrazo, Juanfer.

Cuanto te ha gustado?

Haz click en una estrella para votar.

Media de votación. 4 / 5. Recuento de Votos: 1

No hay votos, se el primero en votar!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.