Cómo ser más Felices

Primero comencemos por definir qué es la felicidad.

Etimológicamente hablando la palabra FELICIDAD está compuesta por dos partes:

  • el sustantivo latino «felix» que significa: fecundo, fértil, fructífero, productivo, próspero, afortunado, dichoso, rico, opulento, hábil, propicio.
  • el sufijo latino «-tat» (-dad), que significa: de cualidad, situación o condición. Literalmente podemos definir a la felicidad como la cualidad de ser fecundo, fértil, abundante, próspero, hábil, dichoso.

El Diccionario de la Real Academia Española ofrece tres definiciones para felicidad:

  • 1. Estado de grata satisfacción espiritual y física.
  • 2. Persona, situación, objeto o conjunto de ellos que contribuyen a hacer feliz.
  • 3. Ausencia de inconvenientes o tropiezos.

Según Kant:

“La felicidad (Glückseligkeit) es la satisfacción de todas nuestras inclinaciones (die Befriedigung aller unserer Neigungen) tanto en extensión, es decir, en multiplicidad, como en intensidad, es decir, en grado, y en protensión, es decir, en duración.” (Kant, Crítica de la Razón Pura, Métod. transcend., cap. II, 2ª sección.)

Los estoicos por su parte entendían la felicidad como la ausencia de pasiones y el desinterés por los bienes materiales. (Séneca, Epícteto, Marco Aurelio). También entendían este camino – hacia la felicidad – guiado por la mente y no por las emociones. Su filosofía se basaba en la aceptación total de la vida tal como es, la búsqueda de la verdad, la virtud, la sabiduría, el valor del tiempo, desechar las cosas que están fuera de nuestro control.

Para mí la felicidad es una mezcla entre la propuesta filosófica de los estoicos y la segunda definición de la RAE, todo aquello que nos contribuye a ser más felices. La primera definición de la RAE tiene que ver más con la visión estoica de generar por uno mismo ese estado de satisfacción espiritual y física; mientras que la segunda definición nos aporta un aumento en grado (intensidad) de ese estado feliz. La vida es mucho más placentera, se disfruta más, cuando la compartimos con otras personas.

Es una actitud ante la vida sostenida en el tiempo, nutrida y trabajada diariamente. No es lo mismo que la alegría (emoción). Tiene un componente volitivo (querer algo), es decir, nosotros decidimos y ordenamos todo nuestro ser (cognición, emoción y conducta) hacia un objetivo: ser felices. Es alinear nuestro ser a un propósito más grande que nosotros mismos.

La felicidad tiene que ver con algo más espiritual, más allá de la propia persona. Es encontrar un sentido, un propósito a la vida. Es autorrealizarse. Y aquí estoy de acuerdo (saltando las distancias) con Aristóteles: ser feliz es querer el bien, buscar la virtud en las cosas, la búsqueda de la «perfección». Sin dejar de lado que para ser realmente felices debemos compartir este «camino de felicidad» con las demás personas. Sumar, aportar, servir dan un sentido más profundo a la vida, una conexión con ella. Pues somos seres completamente sociales y dependientes de los demás. Un ser humano solo en el universo no tiene sentido alguno. La vida sólo cobra valor a través de los otros.

La felicidad se compone de lo siguiente:

  • Actitud positiva y abierta
  • Tener perspectiva y tomar distancia de los hechos que nos ocurren
  • Satisfacción, dicha, gozo
  • Agradecimiento, aprecio y valorar lo que tenemos
  • Serenidad, calma, tranquilidad
  • Sentirnos capaces de enfrentarnos y superar los obstáculos
  • Conocerse (inclinaciones, gustos, defectos, virtudes, personalidad, etc.)
  • Aceptarse a uno mismo, autoestima
  • Tener una meta, un propósito, una misión en la vida

En resumen: debemos encontrar un propósito para ser realmente felices. Cuando tenemos algo más grande que nosotros, eso se convierte en una guía. Nos aporta tranquilidad, nos da un estado de dicha, serenidad, calma, paz, en medio de la tormenta de la vida y sus momentos alegres y tristes. La vida duele y es placentera al mismo tiempo. Ser felices es tener una actitud abierta ante lo que pase y no dejarnos derrumbar para siempre por ello, sino luchar pacíficamente, con paciencia y resiliencia, por cultivar ese estado de felicidad.

Espero que esta reflexión sobre la felicidad te haya gustado. Compárteme tus reflexiones, estaré encantado de leerlas.

Un abrazo bien grande! Juanfer.

Photo by Denise Jones on Unsplash

Webgrafía:

  • Etimología de Felicidad: http://etimologias.dechile.net/?felicidad
  • Qué es la felicidad según la filosofía antigua y los estoicos: https://diccionarioactual.com/felicidad/
  • 3 grandes exponentes del estoicismo: https://sebastianpenagos.com/blog/representantes-del-estoicismo/
  • RAE: https://dle.rae.es/felicidad
  • Qué es la felicidad: https://diccionarioactual.com/felicidad/
  • Felicidad según la filosofía moderna: http://www.filosofia.org/enc/vtc/v1464.htm

Cuanto te ha gustado?

Haz click en una estrella para votar.

Media de votación. 5 / 5. Recuento de Votos: 1

No hay votos, se el primero en votar!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.